12.2 C
A Coruña
jueves 23 mayo 2024
A Coruña
muy nuboso
12.2 ° C
13.2 °
11.4 °
74 %
9.3kmh
75 %
Dom
12 °
Lun
12 °
Mar
14 °
Mié
18 °
Jue
18 °
spot_imgspot_img
InicioPolíticaIrregularidades, delitos y dimisiones

Irregularidades, delitos y dimisiones

El pasado jueves día 11 de abril, José Manuel Lage Tuñas compareció en el pleno municipal para dar cuenta de los detalles de la compra, reforma y cambio de uso de un inmueble de su propiedad.

En realidad no despejó ninguna de las dudas que genera el caso al no responder a las preguntas concretas de la oposición. Esgrimió unos argumentos para justificar la supersónica concesión de su licencia que, como bien desenmascaró al día siguiente la edil nacionalista Avia Veira, eran engañosos. Las 20 licencias otorgadas con celeridad en ese mismo periodo estaban vinculadas a una subvención pública, un caso bien diferente al de los pisitos de Lage. Además, la del concejal socialista fue la única otorgada para cambio de uso. Por tanto, en lugar de aclarar el asunto, Lage utilizó una burda triquiñuela que constata el trato de favor en la meteórica tramitación de su licencia.

Tanto el BNG como el PP hicieron inciso en el pleno en que no se estaba debatiendo si había o no delito, cuestión que se dirime en un juzgado, pero sí una serie de irregularidades que obligan a Lage a dimitir por la falta de ética en su comportamiento político, o en su defecto, a que la alcaldesa le retire las innumerables competencias que acumula.

En los últimos años han sido muchos los escándalos que han salpicado la actualidad política española. Hoy traemos a colación uno en el que, no habiendo delito, la protagonista se vio obligada a dimitir.

En septiembre de 2018, apenas tres meses después de la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa como consecuencia de la moción de censura presentada contra Mariano Rajoy, la ministra de Sanidad, Carmen Montón, era acusada de irregularidades en la obtención de un máster universitario. En un primer momento, la ministra negó su responsabilidad en el caso y el propio Pedro Sánchez defendió su honradez. Pero a medida que pasaban las horas, los datos dejaban al descubierto las irregularidades del asunto. Montón pagó la matrícula tres meses fuera de plazo, empezó el curso cuatro meses tarde, las notas habían sido modificadas al alza y la fecha de su título oficial no coincidía con el resto de su expediente. Además, más de un tercio del trabajo de fin de máster había sido plagiado.

La realidad se imponía y convertía la situación de la ministra en insostenible.

Pocos días después de que saltara la noticia, Carmen Montón presentaba su dimisión para que el continuo goteo de informaciones no perjudicase al Gobierno. Las declaraciones de los mandatarios socialistas de la época destacaban que el nivel de exigencia establecido por el PSOE en materia de transparencia y ejemplaridad era muy alto y que este tipo de irregularidades eran incompatibles con el mantenimiento de un cargo público.

Nadie fue a la Fiscalía a denunciar delito alguno contra Carmen Montón, pero la contrastada información publicada por eldiario.es confirmaba las irregularidades en la obtención del máster. Su dimisión o cese eran inevitables.

Lage Tuñas emprendió el pasado jueves una auténtica huída hacia adelante, queriendo dar por zanjado el tema de sus pisitos con una serie de medias mentiras, una calculada omisión de información y amenazas a la oposición.

Ahora el foco está sobre Inés Rey, que ha pasado de querer tapar el sol con un dedo a ejercer de parasol de Lage.

Un caso de luces y sombras que, lejos de quedar finiquitado, acaba de comenzar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

spot_img

Últimas publicaciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies